Regalar un reloj, una buena idea - Relojes Storm London
Regalar un reloj siempre será bien recibido por la persona que recibe el regalo; un reloj es una emoción, una sensación, una motivación, regalar un reloj es regalar el corazón. Regalar relojes es regalar amor
relojes y regalos, regala un reloj, regalar relojes Storm London, regala relojes con diseño, relojes y regalos
16231
post-template-default,single,single-post,postid-16231,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Regalar un reloj, una buena idea

Relojes con diseño de la marca STORM

Regalar un reloj, una buena idea

Los Relojes

Suiza país de maestros relojeros, el país donde mejor se mide el tiempo.

No cabe la menor duda que los amantes de los relojes les debemos mucho a los grandes maestros relojeros que desde mediados de 1800 extendieron al resto del mundo su maestría a través del conocimiento de la medición del tiempo.

No llego a imaginar cómo serían aquellos relojes de mediados del siglo XIX, incluso no recuerdo los relojes que lucían mis abuelos.

 

Suiza país turístico por excelencia, paraíso del chocolate, de los bancos y cuna mundial de la relojería.

Ya por los años 1650 Suiza contaba con artesanos que manejaban con precisión limas y buriles, artesanos que no alcanzarían a reconocer todos los cambios que su “mundo”, el mundo del maestro relojero ha ido experimentado a lo largo de estos siglos.

Relojes y estados de ánimo

Siempre me pregunto en base a qué solemos cambiar de reloj; quizás sea por nuestro estado de ánimo, tal vez cambiamos de reloj cuando cambiamos de vestido, según sea una ocasión o una actividad social, dependiendo de la estación del año quizás, de las sensaciones que nos traslada el estado del tiempo…

Un reloj siempre será un gran regalo para el que lo recibe

Regalar un reloj a la mujer es ganar su corazón

Elegir un reloj

Creo que cuando hablamos de relojes, hablamos de objetos muy personales y muy unidos a nuestras emociones; emociones del momento, sentimientos, recuerdos.

Cuando desenvolvemos un regalo siempre nos embarga una emoción, cuando vemos un objeto unido a recuerdos, reavivamos efectos sentimentales muy particulares.

Cuando observamos un reloj vemos un objeto fruto de una gran maestría artesanal, un objeto que perpetua una tradición, un medidor del tiempo que resiste su paso inexorable.

Indudablemente un reloj siempre va unido a una historia, a veces se puede perder en el tiempo, pero siempre será una historia, grande o pequeña, una historia al fin y al cabo.

¿Cómo llegó este reloj a mis manos?

¿Este reloj fue fruto de un regalo?

¿Quién y por qué me regaló este reloj?

¿Dónde adquirí este reloj?

¿Desde cuándo tengo este reloj?

¿Qué reloj me pongo hoy, un reloj CAT o un reloj STORM?

Es posible que cuando vemos a alguien conocido, le preguntemos por el reloj que luce y es muy probable que la persona siempre nos cuente algo sobre su reloj, una pequeña historia unida a su reloj, su historia.

Cuando regalamos o nos regalan un reloj, siempre se trata de un regalo especial, un reloj es un regalo que se aprecia y mucho.

Relojes con sello britanico para la mujer

Relojes para la mujer

 

Admiración por la labor de los maestros relojeros

Si pensamos en relojes con movimientos mecánicos, pensamos que los relojes son obras maestras de la mecánica en miniatura, sus ruedas, sus engranajes, cada piñón incrustado en el reloj desempeña un papel muy definido y con mucha precisión.

Cuando pienso en los maestros relojeros pienso en personas con una gran calma y extrema habilidad; sentados y encorvados sobre bancos de trabajo, con multitud de pequeñas y diminutas piezas colocadas delante de ellos, listas para ser enlazadas con una gran precisión y delicadeza. Volantes, espirales, tornillos, ruedecitas de todos los tamaños….

En cualquier caso el arte de la relojería es un arte excepcional, un arte lleno de descubrimientos, lleno a rebosar de experiencia y lleno de personas con talento.

Talentos en forma de artesanos de origen algo impreciso porque esos talentos unidos al progreso que ha ido experimentando la cronometría pertenecen a países como Francia, Inglaterra, Holanda, Alemania, Italia…, es una evolución, más bien un proceso universal surgido en nuestra querida Europa industrial, artesanal y por ende relojera.

Cuando observemos cualquier reloj, cuando en nuestra muñeca tengamos un instrumento de una precisión extrema, cuando luzcamos nuestro reloj, un reloj CAT, un reloj STORM, no olvidemos lo que les debemos a los genios que fueron cada uno de los maestros relojeros del pasado, no olvidemos la genialidad que supone un perfecto control del paso del tiempo.

Un paso del tiempo medido gracias a la sabiduría encerrada y perfectamente sellada que sin descanso lo va desgranando segundo a segundo.

 

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.